Menos Falsarius y más cocinar

El otro leía una noticia sobre Falsarius. El titular decía así: “Nos han hecho creer que cocinar es como ser científico de la NASA” 

Para quien no haya oído hablar de este señor diré que ha escrito varios libros sobre cocina para impostores, como él dice. Es decir, libros de recetas para personas que no saben cocinar y/o no tienen tiempo para dedicarle a la cocina.

Y no digo que no, claro que hay una parte de la población que ni sabe ni quiere aprender a cocinar, o no tiene tiempo o no le gusta. Y este señor vende sus libros a este segmento de mercado, que de todo hay.

Recetario de Falsarius

Pero como persona que se dedica a la cocina de forma profesional, con una ámplia formación detrás, no puedo estar más en desacuerdo con ese titular. Que no con el trabajo de este señor.

 Muy pocos tienen el talento y el conocimiento para la cocina de Ferrán Adriá, Joan y Jordi Roca, Quique Dacosta, Dani García, Aduriz, Angel León, y tantos cocineros que están revolucionando la cocina en este país. A los cuales les ha costado mucho llegar donde están y darle credibilidad al trabajo que realizan.

Manzanilla

Dani García

Y no, no hay que ser científico de la NASA, Falsarius, no confunda usted al personal, detrás de esos platos hay una técnica y un trabajo enorme, horas y horas probando, experimentando, …, con equivocaciones, aciertos,… por supuesto no aptos para cualquier impostor de cocinero sin ningún tipo de base culinaria.

 Seguramente las personas que no conocen ni dominan este noble y difícil arte de la cocina, o no dispongan de tiempo para dedicarle a ella, estarán encantados con los libros de este señor, en los cuales abriendo 4 latas realiza un plato, comestible, presentable, sin más.

 Usted dedíquese a lo suyo, escribir libro para impostores, que seguramente lo hace muy bien, y deje a los verdaderos profesionales de la cocina que hagan su trabajo, sin quitarles prestigio, ese que se han ganado a pulso, con tanto esfuerzo.

Y añado, sin ánimo de ofender, que por supuesto no recomendaré sus libros a mis alumnos, ellos serán cocineros, de verdad, auténticos profesionales que conocerán los entresijos de la cocina. No abrelatas.

 P.D. Más de un impostor anda suelto por los fogones, aunque no escriban libros y sean tan conocidos como usted. Cualquier día de estos les dedicaré unas palabras.